Historia de LGS (trabajadora de SYLTEC).

¿Qué te gustaría ser de mayor?

Cuando alguien me preguntaba de pequeña que quería ser cuando fuera mayor, solía responder que ingeniera, con una clara vocación científico-tecnológica.

Siempre me ha gustado entender cómo funcionan las cosas a través del ensayo error; así como destriparlas para entenderlas y ser capaz después de volverlas a hacer funcionar.

Descubrir nuevos caminos


Sin embargo, con el paso de los años, la curiosidad por lo tecnológico dio paso al interés por las bellas artes por lo que, para cuando llegó la hora de decidir un itinerario docente que apuntase hacia el futuro profesional al que me quería encaminar, la decisión sobre la ingeniería pura ya no estaba tan clara. Opté por una solución que me permitiese contemplar ambas posibilidades y pensar sobre ello durante los dos años de bachillerato, tiempo que me sirvió para aprender a apreciar el dibujo técnico y la expresión gráfica, reconciliarme con la filosofía y, sobre todo, para entender que podía haber un camino intermedio que diese respuesta a todos los campos por los que sentía curiosidad: la arquitectura

Forma, Espacio y Orden – Francis D.K. Ching

Esta curiosidad por cuestiones a priori dispares y la forma en que se podían relacionar entre ellas, me llevó durante la carrera a interesarme por la vertiente urbanística de la arquitectura; una faceta de la misma de la que no era consciente antes de empezar mi formación y que empecé a entender como vehículo conductor para dar respuesta a inquietudes sociales y de habitabilidad a gran escala: la herramienta de la arquitectura capaz de hacer las ciudades más amigables para sus habitantes.
Esta cara de la profesión, que quizá era una de las más desconocidas para la población hasta el momento, está viviendo actualmente un cambio radical: ha comenzado a despertar interés en todos los estratos de la sociedad a raíz de la crisis sanitaria mundial actual.


La planificación urbana, el uso activo del espacio público, la movilidad peatonal y ciclista, la densidad de las ciudades e incluso, la higiene de la ciudad; son cuestiones que se han abordado históricamente desde el punto de vista del urbanismo que cada vez están más en boga en las conversaciones más cotidianas, incluso presentes en los medios de
comunicación.

Plan Voisin – Le Corbusier

Prácticas en SYLYTEC

Como complemento práctico a la formación teórica, me adentré en el mundo laboral un verano a través de un convenio de prácticas. Durante los dos meses estivales pude enfocarme en otro de los campos que más me interesaba durante mi formación, y que casualmente es la otra vertiente de la arquitectura que más ha dado que hablar en los últimos tiempos: las pequeñas intervenciones en la vivienda, o el uso del mismo espacio de manera polifuncional (trabajar, descansar, comer).
Además, tuve la posibilidad de realizar este acercamiento a través de pequeñas intervenciones en viviendas existentes, casi cercanas al mundo del diseño de interiores. Esto me permitió enfocar estos retos a través del modelado 3D, la realidad virtual y el diseño de piezas que difuminan el límite entre la arquitectura y el mobiliario para, al igual que en la
macro escala, hacer los espacios más habitables.

Autoría propia

Antes de finalizar mi carrera y tras la breve experiencia obtenida en las prácticas curriculares presentes en el plan de estudios, decidí adentrarme de lleno en el mundo laboral a través de un convenio extracurricular en SYLTEC. Esta posición de retroalimentación entre ambos mundos, el laboral y el académico, me permitió una vez más evolucionar hacia vertientes de la arquitectura de las que no era tan consciente.
Esta situación tuvo su continuidad ya que, tras finalizar la titulación, se me brindó la oportunidad de continuar en la empresa a través de un contrato de trabajo que permitía la conciliación, por lo que pude compatibilizar mi empleo con los estudios de máster y, de esta manera, seguir formándome en el ámbito de la arquitectura a la vez que podía poner en práctica todo lo aprendido.


Pasar a formar parte de una empresa multidisciplinar en la que la formación y el aprendizaje continuo son una realidad del día a día, así como estar en constante contacto con otros profesionales de sectores afines, han permitido que la transición entre el mundo académico y el laboral haya sido una evolución natural; y que la motivación para mejorar profesionalmente a diario se base en la comprensión de lo que nos rodea a través del prisma de la arquitectura y la ingeniería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.