LA EVOLUCIÓN EN EL USO DEL AUTOMÓVIL

conduccion-eficiente
El uso del automóvil está cambiando en los últimos años a pasos agigantados. Cada vez se encuentran más modalidades de uso del coche que lo promueven como servicio frente al uso del coche en propiedad.

En los últimos años han surgido diversas plataformas, unas que gestionan el alquiler de coche con conductor y otras que por el contrario, permiten al usuario alquilar coches por minutos para desplazarse dentro de las grandes ciudades, todas ellas mediante el uso de aplicaciones móviles a través de las cuales se puede reservar o solicitar el servicio requerido.

Todas estas plataformas están creando una tendencia que pretende disminuir el uso del vehículo en propiedad en las ciudades. Esta tendencia, además de descongestionar el tráfico, trae consigo una disminución de emisiones contaminantes a la atmósfera, ya que muchas de las empresas que gestionan las plataformas mencionadas han optado por flotas de vehículos eléctricos. Se puede afirmar que se trata de un tipo de movilidad eficiente y sostenible.
También aumenta el uso del carsharing en desplazamientos entre ciudades. Esto es posible gracias a diversas aplicaciones en las cuales un particular, pone un anuncio ofertando las plazas disponibles para el trayecto en cuestión, además de una descripción de su vehículo y un perfil que va retroalimentándose a través de las opiniones de los usuarios.

Gracias a la innovación, las aplicaciones móviles y la concienciación de los ciudadanos, haciendo un uso apropiado de las nuevas tecnologías, se pueden reducir en gran medida las emisiones nocivas a la atmósfera, mediante el aprovechamiento de los trayectos con el carsharing se evita hacer uso de dos o más vehículos para la realización de un mismo trayecto; el uso de coches de alquiler por minutos como complemento al transporte público en el centro de las ciudades, evita atascos y reduce los problemas de aparcamiento que existen en muchas de ellas en la actualidad.
Todos estos avances tecnológicos nos llevan a pensar que aunque el vehículo en propiedad no llegue a desaparecer en las próximas décadas, la movilidad seguirá avanzando y adaptándose hacia modelos más eficientes y sostenibles, como ya se están impulsando en muchas ciudades (algunas españolas) bajo la denominación de Smart City.

Aida Margarita Colas Fuentes
Dpto. Obra Civil – Instalaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *